domingo, 6 de marzo de 2016

Matrimonio 2017



Ya está la página web para la campaña de al menos un Diputado por la restauración del matrimonio en las legislativas 2017 Click aquí. Faltan completar algunos botones y tengo que cambiar el dominio de .com por .org o net. Calculo que en una semana estará en su versión casi definitiva. Espero que les guste y se requieren sugerencias, participaciones y aportes. Como se explica en la misma página está abierta a todo tipo de cambios, se trata de un trabajo colaborativo desde aquí hasta las elecciones del año próximo.

2 comentarios:

  1. Buenos días Docor Lamuedra.

    Recuerdo sus repetidos artículos, comentarios y publicaciones en contra de la ley de matrimonio civil igualitario. Mas aún, acabo también de leer su "llamado" a votar por un(a) candidato/a que pretenda derogar la Ley Nacional No. 26.618.

    Dejando de lado opiniones personales sobre el fondo del asunto, me preocupa -como anticipé más arriba- su alejamiento de las coordenadas temporo-espaciales y la no inclusión (deliverada o no) de sucesos actuales relevantes que hacen practicamente imposible la derogación de dicha Ley. A saber:

    Primero, Argentina legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo a mediados de 2010 - casi 6 años atrás. A día de hoy, hay ya varias miles de parejas casadas y con hijos/as inscriptos. También, por qué no decirlo, ha habido incluso divorcios y personas que han quedado viudas luego de haber perdido a sus cónyuges del mismo sexo. En otras palabras, hay hechos de jure y de facto totalmente cementados en nuestra realidad. Por tanto, romper ese "status quo" a esta altura sería no sólo ilógico sino altamente dañino y perjudicial para la sociedad. A mero modo de ejemplo no limitativo, ¿qué pasaría, material y psicológicamente, con los niños/as que ya están siendo criados por matrimonios de parejas del mismo sexo en caso de derogar esta ley?

    Por otra parte, de procederse con el intento de derogación, ¿cómo se justificaría la doble discriminación? Me explico: existiría ya no sólo discriminación entre parejas de gays y de parsonas heterosexuales, sino también entre personas gays o lesbianas ya casadas y gays o lesbiabas que quieran contraer matrimonio. No habría motivo para sostener tal discrminación. Lo mismo fue considerado por el Tribunal Constitucional de España cuando decidió en contra de una demanda de inconstitucionalidad contra la ley de matrimonio igualitario de ese país (sentencia que llegó 5 o 6 años luego de la aprobación y efectiva vigencia del mismo)y que valió la declaración de esa ley como totalmente consitucional.

    En segundo lugar, en conexión con lo anterior y como Ud. mismo menciona acá y en la página web que creó, ningún país o jurisdicción ha jamás derogado una ley de este tipo. Naturalmente, esto sucede en tanto estas leyes refieren al delicadísimo Derecho de Familia - disciplina del derecho en la cual, mucho más que otras, la "coherencia legislativa" debe ser siempre sostenida y defendida dada la gran cantidad de personas que podrían, eventualmente, verse afectadas. Así, cualquier persona o institución cuyo objetivo sea derogar leyes o normas de este calibre tendría que contar, mínimo, con muy fundadas y exhaustivas razones para proceder. No me refiero, desde ya, a meras opiniones, sino a actos que se hayan producido, EN CONSECUENCIA de este ley, que material y concretamente afecten, alteren o socaven el orden social. Dicho esto, ni siquiera suponiendo por un segundo que su argumento sobre el eventual perjuicio sufrido por niños y niñas sea real (que no lo es, pero el estudio de su argumento hace necesaria la hipótesis) permitiría derogar la ley de matrimonio igualitario: en todo caso, se podría intentar cancelar la adopción por parte de parejas de un mismo sexo, o el acceso de éstas a técnicas de reproducción medicamente asistida, más no el matrimonio en tanto institución a la cual acceden dos personas adultas, en pleno uso de sus capacidades mentales, y con mutuo acuerdo y consentimiento.

    ResponderEliminar
  2. Tercero, y de nuevo referido a la coherencia legislativa y al derecho internacional; Ud. -como gran estudioso del tema- bien debe saber que a nuestro país lo siguieron, en la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo, muchas otras jurisdicciones: en Sudamérica, nuestros hermanos Uruguay, Brasil, más recientemente Colombia; y también varios estados dentro de México (Cohauila, Jalisco, Chihuahua, Quintana Roo, Nayarit - todos con reconocimiento a nivel nacional e interestatal. Además, los jueces y Cortes de todos los estados y niveles estan obligados a garantizar el matrimonio a cualquier pareja, de y en cualquier estado que lo solicite). También se sumaron: Francia (cuya legislación sobre PACS Ud. citó), Dinamarca, Groenlandia, Finlandia, Luxemburgo, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Inglaterra, Gales, Esocia e Irlanda (por referendum). También, exactamente ayer mismo, se sumaron las Islas Faroe y la Isla de Man. De igual modo, mociones abogando por la pronta legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo fueron aprobadas en las islas de Guersney y Jersey. Antes de fin de año, quizás se sumen Australia y Suiza. La familia occidental ya cambió y, como bien dijo Ud., ninguna de estas leyes ha sido derogada luego de su aprobación.

    Lo irónico es que, cuando se aprueban leyes de matrimonio igualitario, para Ud. se trata sólo de "coyuntura", pero cuando un país lo rechaza se trata de "decisión política". Creo que ambas, sin excepción, son decisiones políticas influenciadas, sin dudas, por conyunturas - siempre. Lo mismo con los plebiscitos en cualquier país o jurisdicción. Quienes apoyamos estas medidas estamos muy contentos y, de hecho, ya no nos preguntamos si se legalizará o no en tal o cual país occidental, sino que el eje cambió y el interrogante ahora es: "Cuál será el próximo país?" o, mejor aún, "Tal país lo hará ahora o en unos años?" Además del crecimiento exponencial de países con matrimonio igualitario vale decir, una vez más, que ninguno lo ha derogado luego de su autorización.

    Saludos cordiales,

    Un compratriota suyo.

    ResponderEliminar